Academia


Llegaron los IgNobel 2021, tan irreverentes como reales para hacerte pensar y reír

El galardón en medicina lo ganó una investigación que comprobó que el sexo mejora las funciones nasales ;)

Llegaron los IgNobel 2021, tan irreverentes como reales para hacerte pensar y reír | La Crónica de Hoy

Los IgNobel se entregan, regularmente, cada año como antesala de los Premios Nobel.

¿Puede el sexo mejorar la función nasal? Investigadores ganadores del IgNobel en Medicina este año han comprobado que sí. El premio distingue la investigación alemana, turca y británica sobre 18 parejas que, según sus autores, demuestra que el orgasmo puede ser tan efectivo como los fármacos para la descongestión de la nariz y mejorar la respiración nasal hasta una hora después del encuentro. El trabajo fue publicado en Ear, Nose & Throat Journal.

Este es uno de los premios Ig Nobel (el resultado de la pronunciación conjunta de las dos palabras en inglés se puede traducir al español por innoble), que se entregan como antesala de los Premios Nobel.  Los galardones pretenden, según Marc Abrahams, editor y cofundador de la revista de humor científico Annals of Improbable Research, que los otorga, “hacer reír y, después, pensar”. Los reconocimientos fueron entregados este año en una ceremonia cerrada con el tradicional lema de Abrahams: “Si no ganaste un premio esta noche, y especialmente si lo hiciste, mejor suerte el próximo año”.

Las investigaciones son hilarantes, por ejemplo, en Economía ganó la siguiente investigación: La obesidad de los políticos de un país es un indicador de la corrupción. Esta es la premisa de la investigación de un grupo francés, suizo, australiano, austriaco y checo que le ha valido la distinción. Según el estudio, Obesity of Politicians and Corruption in Post?Soviet Countries, publicado en Economics of transition and institutional change, las imágenes de 299 ministros de 15 países que formaron parte de la Unión Soviética demuestran que la masa corporal está “altamente relacionada” con indicadores convencionales de corrupción.

Física. Por qué los peatones chocan o no unos con otros. Otro equipo internacional (de Europa, Estados Unidos y Taiwán) ha sido galardonado por sus experimentos para comprender por qué los viandantes no colisionan constantemente unos con otros.

Paz. Los hombres desarrollaron barbas para protegerse de los golpes en la cara. La revista de Oxford Academic Integrative Organismal Biology publicó Impact Protection Potential of Mammalian HairSegún los autores de este estudio, frente a las teorías que atribuyen la barba a un signo de masculinidad, “esta puede servir, de manera similar al pelo largo de la melena de un león, para proteger áreas vitales como la garganta y la mandíbula de ataques letales”. La experimentación se realizó golpeando una estructura similar a un hueso con y sin cubierta capilar.

Ecología. El bacterioma del chicle desechado. El equipo del español Manuel Porcar, investigador del Instituto de Biología Integrativa de SistemasI2SysBio, de la Universitat de València-CSIC (Paterna), y de la empresa Darwin Bioprospecting Excellence, ha sido distinguido por el uso de análisis genéticos para identificar las diferentes especies de bacterias en los chicles pegados en el suelo de ciudades de varios países. El estudio The wasted chewing gum bacteriome fue publicado por Scientific Reports, del grupo Nature.

Biología. Un análisis acústico comparativo del ronroneo en cuatro gatos. La investigación sueca se ha alzado con esta categoría de los premios por analizar las variaciones en el ronroneo, canto, parloteo, trino, jugueteo, murmullo, maullido, gemido, chirrido, silbido, aullido, gruñido y otros modos de comunicación entre gatos y humanos. A comparative acoustic análisis of purring in four cats se publicó en Proceedings from fonetik.

Química. El olor del público en el cine como herramienta para clasificar películas. Un equipo de Alemania, Reino Unido, Nueva Zelanda, Grecia, Chipre y Austria decidió que el olor corporal de los espectadores es significativo para conocer el género de una película y la edad recomendada para verla. El estudio, Proof of Concept Study: Testing Human Volatile Organic Compounds as Tools for Age Classification of Films, publicado en Plos One, sostiene que el análisis del aire en los cines, a través de las pruebas de olor corporal de la audiencia, revela los niveles de violencia, sexo, comportamiento antisocial, uso de drogas y lenguaje inapropiado en la cinta proyectada.

 

 

Comentarios:

Destacado:

+ -